0 sql Caché modulo: 30news/news_detail
Pany Varela celebra un gol de Portuga en el Mundial de Lituania
Pany Varela celebra un gol de Portuga en el Mundial de Lituania
La selección de Argentina perdió este domingo la cima del mundo, doblegada en la final del Mundial de Lituania por por Portugal, liderado por Pany Varela, el goleador decisivo que coronó a su país como nuevo campeón del planeta y frustró a la Albiceleste, lastrada por la expulsión de Borruto (1-2).

Bruno Coelho y Fabio Cecilio dieron los primeros avisos de Portugal y Cuzzolino ofreció la réplica por parte de Argentina en los compases iniciales de la gran final. 


En el minuto 6, Bebe impidió el primer gol albiceleste con una gran parada ante Vaporaki. Santi Basile lanzó un zurdazo que se estrelló contra el palo dos más tarde.

Eran los mejores minutos de Argentina pero a 7 para el descanso, Borruto agredió a Ricardinho y Jorge Braz solicitó el video arbitraje. Bukuev (Kirguistán) expulsó al pívot argentino.


El equipo de Matías Lucuix se quedó en inferioridad y justo cuando entraba Basile en pista tras consumirse los dos minutos pertinentes, Pany Varela adelantaba a Portugal con un derechazo cruzado que superaba a Sarmiento. 

En la reanudación, Argentina buscaba el empate pero Portugal defendía su ventaja y respondía con las ocasiones más claras con Erick como gran protagonista luso.


Erick mandaba un balón al larguero tras una gran jugada individual marchándose de Claudino y de  Rescia. Acto seguido, en una jugada de estrategia, Sarmiento realizaba una espectacular parada ante un zurdazo del cierre del Sporting lisboeta. 

En el minuto 28 el partido subió de revoluciones. Pany Varela lograba el segundo gol de Portugal y su doblete particular al aprovechar un saque de esquina botado por Ricardinho y batir a Sarmiento con una volea desde 12 metros.


Argentina respondia en la jugada del saque de centro y Claudino recortaba distancias con un golazo espectacular. El ala del Fútbol Emotion Zaragoza sorprendía a Bebe con un derechazo a la escuadra. 

El conjunto albiceleste no bajaba los brazos y Vaporaki, Rescia y Brandi dispusieron de ocasiones para marcar. Y Edelstein estuvo a punto de hacerlo, que desperdició la mejor ocasión a portería vacía. 

El partido era un intercambio de ocasiones en ambas porterías. Bebe le ganaba un mano a mano a Claudino tras una gran jugada con Brandi. La respuesta de Portugal llegaba tras una gran jugada de Ricardinho que no aprovecharon ni Bruno Coelho ni Fabio Cecilio. 

A partir de ahí el equipo sudamericano se lanzó a tumba abierta a por un empate que le permitiera forzar la prórroga pero se topó con un Bebe gigantesco que se multiplicó para sacar de quicio a Argentina.


Matías Lucuix reclamó un penalti por mano de Joao Matos a un minuto del final pero que los árbitros descartaron tras revisar la acción en el videoarbitraje.



En un duelo agónico que pudo caer de cualquier lado, el cuadro luso supo resistir al vendaval albiceleste en el tramo final para alzarse con el título y sumar el Mundial a su condición de vigente campeón de Europa.



0 sql Caché modulo: 60banners/content_2
0 sql Caché modulo: 60news/news_related